Cómo practicar Yoga en casa

yoga-casa-mary-salud-positivo

El yoga se hace parte integral del bienestar de las personas, sobre todo en las grandes ciudades donde los niveles de estrés son bastante elevados. Los efectos se hacen presentes no sólo en lo físico, sino además en lo espiritual y la capacidad de meditación.

 

 A veces tantas responsabilidades diarias nos aleja de su práctica por lo que debemos crear un espacio en la agenda “cuando se pueda”.  Pero tenemos la solución que seguro es de tu agrado: Prácticar Yoga en casa.

Así es, nada mejor que casa para practicar  yoga, sin excusas. A primera hora de la mañana saca tu “Mat” y comienza a ganar más vida. Aquí te traemos posiciones y consejos para que se te haga más placentero .

 

 

Estiramiento 1era parte: Estiramiento básico

 

Se trata de una forma muy sencilla de relajar los músculos del cuello y la espalda, así como de aumentar la libertad de movimiento, la coordinación y la flexibilidad. De hecho, se considera que ofrece una acción beneficiosa para la espina dorsal al mantenerla activa.


Posición inicial:

 

De pie, erguido, con los pies separados, en línea con los hombros. Se lleva la barbilla hacia el pecho relajando los músculos. Se dejan caer los brazos con la punta de los dedos apuntando hacia los pies, relajando la espalda. Se flexionan ligeramente las rodillas para permitir a los dedos quedar tan cerca de los pies como se pueda.

Posición final:

Igual a posición inicial, a la cual se retorna revirtiendo lentamente el movimiento.

 

Recomendaciones: las rutinas de estiramiento pueden tener una extensión mayor que unos ejercicios, sin embargo, si pueden hacerse entre 5 y 15 minutos diarios los beneficios son importantes. Si bien se trata de ejercicios diseñados para el acondicionamiento del cuerpo previo a la actividad más intensa, de igual manera pueden utilizarse solos con los beneficios anteriormente mencionados.

 

Posiciones de Yoga. Primera parte: La “roca”

 

 

Uno de los beneficios más directos del yoga es que podrás ganar una mayor consciencia y flexibilidad sobre todo tu cuerpo. En particular, con la posición de la roca, podrás relajar la tensión de la columna vertebral media y alta y, lo más importante, hacerlo es muy sencillo y lo puedes hacer en casa.

 

Posición

Relájate, coloca música suave y recuerda que puedes tener los ojos abiertos o cerrados. Siéntate sobre los talones. Toma aire y dobla la columna vertebral hacia adentro, inclinándote, trayendo los hombros y omoplatos hacia atrás, entonces exhala y empuja la columna hacia atrás, como si te convirtieras en una roca. Mantén la cabeza al mismo nivel. Para finalizar, inspira nuevamente, conserva el aire por unos segundos y luego suéltalo. Puedes repetir el ejercicio durante 2 o 3 minutos.
Al finalizar te sentirás recargada y con gran alivio en toda tu espalda.

 

 

Posiciones de Yoga, segunda parte El “bebé”

Las posiciones de yoga están diseñadas no sólo para que aumentes tu bienestar en la parte externa de tu cuerpo sino también en todos tus órganos. La llamada posición del “bebé”, te permitirá, por ejemplo, mejorar tu digestión, la cual puede ser afectada por las presiones de la vida diaria.

 

Posición

Relájate, coloca música suave y recuerda que puedes tener los ojos abiertos o cerrados. Siéntate sobre tus talones, extiende tus brazos con las palmas hacia arriba o hacia adelante. Dóblate hacia delante como si te enrollaras, en la posición en la que habitualmente descasan los bebés en el vientre materno e inclínate hasta que toques el suelo con tu frente. Trata de mantener la posición durante uno o dos minutos.

 

Recomendaciones:recuerda que algunas de las posiciones de yoga requieren práctica, por eso, no te frustres si en un primer intento te resulta complicado tocar el suelo con tu frente. Simplemente realiza la extensión hasta donde te es posible hacerlo con comodidad y sigue intentando para ganar elasticidad en tu cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

Yoga, 3era parte: La Langosta

 

Se trata de un movimiento que trabaja el endurecimiento y flexibilidad de la columna vertebral, específicamente la parte media y superior de la columna, con lo cual favorece el proceso de sanación de condiciones como el lumbago, reumatismo y artritis de la columna vertebral. También puede ayudar a combatir los dolores del llamado Síndrome Pre-menstrual, así como calambres y dolores de espalda.

 

 Posición
Se inicia recostada sobre el abdomen con las manos colocadas en el área de las ingles y la barbilla pegada al suelo. Con esta postura se levantan las dos piernas con los talones apuntando hacia arriba y se mantiene la posición. Se regresa a la postura inicial y se repite. Pueden hacerse repeticiones durante 2 a 3 minutos.


Recomendaciones: La respiración debe ser profunda, lenta y por la nariz. Lo importante es lograr un estiramiento importante de los músculos pero sin forzarlos por lo que, al principio, se puede hacer un número menor de repeticiones para luego ir desarrollando la elasticidad necesaria para poder hacer un número óptimo durante la sesión.

 

 

Cuándo practicar el yoga

La mayor parte de los yoguis practican sus ejercicios muy temprano en la mañana. El mejor momento para la práctica del yoga, es antes de que comience el día, lleno de miles de responsabilidades. Además, en estas primeras horas del día muy pocas cosas nos perturban (carros, personas, etc.)

 

La práctica del yoga a esta hora es muy importante también para los yoguis que carecen de un cuarto exclusivo para sus prácticas, debido a que a esta hora es en  la que los demás duermen. La hora previa a la aparición del sol, es muy favorable para el yoga y la meditación. En idiomaSánscrito se conoce a esta hora como Brahma muhurta (se recomienda el horario de las 5 a 6:30 am).

 

Consejos prácticos del yoga

Cómo preparar el sitio para los ejercicios

 

El sitio no debe ser muy suave o blando. Idealmente, se prefiere el piso alfombrado o en su defecto usar una cobija o una espuma de aproximadamente 6 centímetros de grosor. La espuma y la cobija, tienen el inconveniente de que se mueven, problema que no se presenta con el piso alfombrado. Cualquiera que sea el sitio que usted utilice, éste siempre debe mantenerse limpio. No se deben usar zapatos durante la práctica, ni pisar el sitio de la práctica con ellos.

 

 
 
  • Nuestras Recetas

Compartir en Redes